Libre, no valiente

Share Button

Contra el olvido, que es la única muerte que mata la verdad, Betty Kreitman reconstruye la historia de Ivana Rosales.

Este texto, rigurosamente documentado, narra la dura experiencia de esta mujer en el arduo camino para lograr justicia que validara su incansable búsqueda de libertad. Los hados le dieron a Ivana escasos espacios de paz y plenitud, por lo que su vida estuvo signada por una lucha profunda para conseguir la felicidad.

Su figura, perfilada por la escritora de modo realista, se convierte ante nuestros ojos en un emblema de la dignidad femenina y, desde Neuquén, trasciende al país como un ejemplo de resiliencia. Es precisamente la resiliencia —esa capacidad de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro— lo que hace que Ivana, pese a las circunstancias adversas, traumáticas y desgarradoras, pueda desarrollar recursos de superación que estaban latentes en ella, pero que desconocía.

Ella se cae y se levanta y, a pesar de las heridas, se rehace y enfrenta a una sociedad machista llena de prejuicios e ideas preconcebidas. Así, la peripecia de Ivana, recreada por Beatriz, impacta al lector con la fuerza de la verdad y nos invita a la búsqueda incansable de la felicidad en justicia y dignidad.

Dice el sabio: “honrar, honra” y en este relato se cumple lo afirmado; entonces, honremos la vida en medio de esta crisis global. El olvido es la herramienta más hábil para opacar la verdad, recordemos juntos esta vida, guiados por la escritura de Beatriz Kreitma

Por Ana Maldonado

Comentarios

Comentarios