Orcalumis en Yopará

Share Button

En el andar suceden los encuentros, se despliega el asombro como mantel sobre una mesa que se ofrece a ser disfrutada, compartida. Cada quien trae lo que tiene, lo que supo hacer con su sensibilidad, su vida, su cuerpo, su conocimiento. Así fueron llegando músicos, poetas, bailarines, cantores, recitadores y quienes sólo se disponían a pasar un momento ameno.

La música estuvo a cargo de Lucas Dos santos, Mathías Venialgo y David Suárez Grack, a quienes se sumaron ocasionales tambores y guitarras. También leyeron Ignacio Filgueiras, Ulises, Lucas, Juan, Amílcar y Cristina Venturini, que presentó poemas de su libro Jaguar de abril. Nacho leyó a Santoro y a Bertolt Brecht, Juan leyó una de las cartas a Theo de Van Gogh, Amílcar leyó un poema propio sobre la explotación del hombre por el hombre y Ulises Capra leyó un poema de Marcelino Gutiérrez.

Hubo de todo un poco, intenso, placentero: mucho dar de leer, dar de sentir, baile, canciones, comidas gourmet preparadas por los yoparenses, cerveza artesanal, ganas de estar juntos y de pasarla bien.

Noche de Yopará, noche de fiesta. Los amigos se encuentran, fluye la charla, la risa distendida, la poesía, el encuentro. Al igual que en el guiso que da lugar al nombre Yopará, el viernes se mezclaron los gustos y las tonadas de un grupo de jóvenes de San Pedro, Misiones, para simplemente celebrar lo que cada uno trajo, su manera de estar y de sentir, el sentimiento vivo de saber que la vida compartida tiene un sabor intenso, renovado.

Comentarios

Comentarios