ENTREVISTA A MARÍA MARTHA PAZ

Share Button

DEL MAR A LA LUNA, UN RECORRIDO POR LA LITERATURA

Luego de la temática existencialista de “Cíclopes del Mar”, con una propuesta orientada hacia lo introspectivo, María Martha Paz sorprende con una segunda novela, “Ella sabe”, en la que rescata un sombrío episodio policial para construir una trama que interpela directamente al lector y ofrece una mirada descarnada y sin concesiones sobre las relaciones humanas y la búsqueda de la verdad. En la entrevista recorremos esas y otras cuestiones de su vida literaria.

¿Te sorprendió el alcance que tuvo tu segunda novela “Ella sabe”?

Sí, realmente superó mis expectativas en muchos sentidos. Me refiero a la rapidez con que se vendió la primera edición y también a los comentarios que recibí por parte de muchísimos lectores, tanto desconocidos como escritores, que me contactan a través de las redes sociales para felicitarme y contarme que no pueden dejar de leerlo porque se sienten totalmente atrapados por la historia. Hasta me han dicho que es adictivo. También me mandan fotos de la luna al igual que como me mandaban imágenes de faros después de “Cíclopes del Mar”, mi primera novela.

A propósito de tu primera novela, ¿qué tienen en común “Ella sabe” y “Cíclopes del Mar”?

En las dos novelas hay una historia contada de una forma poética. “Cíclopes del Mar” tiene más que ver con el existencialismo, con esta idea del hombre buscando algo en la vida que no sabe bien en qué consiste. En cambio, “Ella sabe” parte de un hecho real para crear una ficción en la que los personajes principales son mujeres: una asesina, una detective, una víctima y una testigo principal, la Luna. Es una especie de anti-Martín Fierro.

Pero tiene la dinámica de una novela policial…  

Tiene algo de policial porque la historia se construye a partir de un accidente extraño en el que muere una chica discapacitada, y la principal sospechosa es su propia madre. Hay además una detective e indicios, pero el testigo principal es la Luna. Es a través de ella donde entran la ficción y la poética que tiene la novela.

¿A qué atribuís el éxito de “Ella Sabe”?

Creo que la novela plantea un tema incómodo y real para todos como son la discapacidad y la fortaleza de las madres. Además, a medida que se avanza en la lectura, la historia va adquiriendo un ritmo más acelerado. También, el texto les da la palabra a los distintos personajes que aparecen en la historia, lo que hace que se vean los diversos puntos de vista que pueden encontrarse en un pueblo cualquiera. La novela convoca -como ya dije-, desde ese lugar de saber qué sucedió. El silencio que rodeó el caso, y su rápido olvido, le da un plus a la historia y eso hace que la busque gente que no tiene relación conmigo sino que se fue enterando o escuchando sobre “Ella sabe”.

Estás viajando mucho con este libro…

Es cierto. Después de la presentación en la Feria del Libro de San Martín de los Andes, me invitaron a presentarlo a Buenos Aires, Centenario y Plottier (Neuquén), General Roca (Río Negro), e incluso en varias ciudades de  Chile. Próximamente, tengo planeado viajar a Zapala (Neuquén), Lago Puelo (Chubut), Buenos Aires y regresar a Chile.

Se vienen novedades importantes, ¿no es así?

Es una satisfacción haber agotado la primera edición y ya estamos trabajando en la segunda, que saldrá en breve. Me contactó una editorial de alcance nacional para hacer esta segunda edición que estará en las librerías del país, lo cual será un gran paso, un sueño hecho realidad.

¿Estás encarando un nuevo proyecto?

Sí. Tengo terminada una novela juvenil que se llama “Sueños enredados” en la que trabajé durante el 2017 y que contará con ilustraciones de la artista plástica Ana Paula Luberti. Esta nueva novela tendrá el diseño de tapa de Sabina Nó, al igual que en “Ella sabe”.

¿Ya tiene fecha de salida?

En este momento está en proceso de corrección, pero la idea es editarlo cerca de fin de año, con Ediciones de La Grieta, al menos esta primera edición. Ahora, toda mi energía está puesta en la promoción de “Ella sabe”.

¿Cómo es ser escritora?

Fundamentalmente soy lectora. Pero desde que escribo también se me amplió el espectro literario con la mirada de otros escritores que me recomiendan lecturas desconocidas para mí. Eso juega como una hamaca que va y viene, lo que me permite escribir siempre desde lugares diferentes que, a la vez, me llevan a leer otras cosas. Es un mundo apasionante que me lleva a descubrir libros que de otro modo nunca hubiera conocido. Un escritor primero es un buen lector.

Igualmente me refiero a eso de ser escritora, que estés del otro lado del espejo, en la mirada de los demás…

Sí, sí, en algún punto es entretenido, es nuevo para mí, fundamentalmente después de “Ella sabe”. Hay gente que no conozco que me felicita por Facebook o Email. Por ahora disfruto de ese cariño de la gente, por darle un nombre, pero al mismo tiempo me obliga a trabajar duro para sentir que puedo seguir creciendo. “Ella sabe”, como dije antes, superó mis expectativas y quiero estar a la altura.   

 

Comentarios

Comentarios