Despedida a Janet Dickinson

Share Button

Fue un soplo fugaz y triste, fue una brisa amable como llegó la noticia, llegó casi desmesuradamente pequeña, envasada en la amabilidad que Janet ponía en todos sus actos.

janet

 Así fue su corto último round, casi sin despedida, sin saludar al público, discreto como este otoño que la ve partir.

Así Janet Dickinson, esa amiga que se fue casi sin uno notarlo, se fue a leer con su voz suave a otro lugar. Casi no me quedaron otras tristezas en estos días, cuando supe que Janet estaba internada.

janet dany

Parece que hablar bien ahora es fácil, pero siempre y en cualquier ocasión siempre se habló bien. Janet es y será en nuestro recuerdo eso: amabilidad, humildad, sencillez.

Se acercó a Ediciones De La Grieta cuando La Grieta flaqueaba, tenue en su hablar nos dijo que le gustaría editar con nosotros algunas cosas, pero fundamentalmente “Historia del Arrayán” su libro más conocido, más representativo, aquel que redactó en español y en inglés para lograr que la historía de su familia, y así también su propia historia, trascendiera entre quienes cruzaban caminos con ella. Y desde ahí fue una más de esta cofradía literaria amistosa y tenaz.

DSCN2832

No me quedan muchas palabras. Gracias Janet por ser parte de nuestra editorial, revista, banda, grupo, amigos. Gracias de verdad.

Daniel Tórtora

Comentarios

Comentarios